2.2.07

LOS MONSTRUOS DEL SUEÑO


La damisela se saca los zapatos y se entrega al sueño con la sonrisa y la dulzura que caracterizan sus horas diurnas. Su venerado caballero le besa los labios. ¡Buenas noches, lucerito! Y ella, feliz, cierra los ojos y comienza a navegar etérea por los confines del descanso. Angelical y cándida. Bella y serena hacia su noche, su noche infinita.

Infinita de tirones de sábana, de robos de almohada y visitas infantiles que huyen de la oscuridad. Infinita de ronquidos, de torceduras de cuello, de piernas inquietas y manotazos reflejos. Infinita invasión que la deja casi al borde del lecho, casi al borde del abismo de parqué, casi al refugio de la bañera o el bidet.

Y es entonces - sólo entonces – que mientras duerme la damisela con gentil gesto, comienzan a aflorar ellos. Ellos: los deformes, los huraños, los multiplicados. Ellos: los pérfidos, los hastiados, los gruñones. Los peludos monstruos vigías que habitan bajo su tersa piel y que, al ritmo de codazos, patadas y bofetadas, vociferan improperios dignos de barcos cargueros y bares de puerto. ¡Dejen dormir, carajo! Te voy a arrancar los pelos. %&"&)(/??=(!!!! Te mando al sótano. (&%$"$" ¿Escuchaste? Te dormís o te mando al sótano. %"###!%#"()==)). Te pelo el cuero cabelludo, ¿me oíste? /%"%%# ¡Quiero dormir, la p=tís/&%$# madre que te pa&%!! %$#"/!!! ¡Pídanle agua a su padre, che!

La casa tiembla y luego se calma. La damisela se da vuelta y suspira entre sonrisas benditas. Sus centinelas siempre la protegerán. ¡Felices sueños, Laurita!

24 comentarios:

Lurdena dijo...

Qué gusto me da volver a leerte. Se te extrañaba.

Besos

fiorella dijo...

Serà que tenemos un lenguaje comùn,pero te leo y te oigo.Un beso

Bettina dijo...

Los malos sueños de nuestros hijos, las noches nuestras durmiendo a ratos. Que no acaben, porque cuando lo hagan querrá decir que ya no son nuestros pequeños. Genial como siempre.

zombie dijo...

y un buen despertar
;)

Nika dijo...

esos centinelas ¡benditos sean! a veces pueden ser casi palpables.

abrazos

Liter-3 dijo...

Ni me acuerdo de cuando las noches eran así de temblorosas. Y lo fueron, sin duda.
Pero qué rápido se olvidan estas etapas!

Por fortuna, quedan los recuerdos y las risas de todos cada vez que las mencionamos en la conversación.

Benditas sonrisas, Laura, y dulces sueños para todos.

mi despertar dijo...

Muy interesante me dejaste pensando y fui de la melancolía al suspenso

charruita dijo...

ay que justo! anoche tuve una pesadilla terrible y cuando desperté recordo una pesadilla similar pero de cuando tenía cinco años y deliraba de fiebre...
las dos fueron con arañas

un gusto tenerte de regreso!

Liter-1 dijo...

Mi Laurita, que siempre ha sido sonámbula y parloteadora nocturna, de vez en cuando, grita desaforadamente, insulta a la oscuridad o los intrusos que se cuelan en sus sueños.

Y tiene veinte tiernos años....

Hurricane dijo...

Y en oportunidades los monstruos tienen forma de caídas o situaciones ridículas. Será que los monstruos que nos visitan son aquellos que tememos encontrar en nuestra vigilia.
Saludos

MARIA DEL NORTE dijo...

Bienvenida, Laura !
Esos monstruitos, a veces no dejan "pegar-un-ojo" :)
Mis sobrinitas, por ejemplo, son las encargadas de que el dios del sueño no se apodere de mi :) en las siestas calurosas de fin de semana

Alicia R. dijo...

Muy bueno. Felices sueños.

Arare dijo...

Arare no va a decir la edad que tiene, pero dicen que a veces habla y gesticula por las noches (no sé como a mi capitán no le da grima)

Felices sueños!

larosaroja dijo...

Hay noches de pesadillas terribles (aunque por suerte yo no he padecido casi ninguna) pero también hay realidades terribles. Dentro de lo que hay, es preferible despertar y darte cuenta que sólo estabas durmiendo.
Besos y agradable leerte.

Tondo Rotondo dijo...

Estas noches estan -a pesar de todo- repletas de alma y sentimiento, repletas de vida!

vane dijo...

Como charlamos una vez... conoces algún monstruito que a los 14 quiera dormirse con las patitas en la espalda de la madre???
Gracias a Dios por esas patadas! aunque a veces la casa tiembla! me encantan esos momentos en que el papá reta a madre e hijo que se tentaron de risa a la hora de dormir!!!! pobre mi marido que se levanta antes y nosotros lo hacemos renegar!!! jajajaj!!!
que bueno volver a tenerte on line!
besosssssssssssssss

lauraBaires dijo...

Lurdena: Yo también extrañaba mi rincón. Un beso

Fiorella: Y qué voz tengo???? La voz del Río de la Plata, seguramente. Un beso para vos.

Bettina: totalmente de acuerdo. No es una queja. Es simplemente darme cuenta de que, por más dulce que quiera ser, cuando me tocan el sueño, salen mis demonios más soaces.

Zombie, te juro que al despertar vuelvo a ser la damisela de siempre...ja ja

Nika, claro que son palpables! Usan mi camisón, tienen mi pelo y mi mal humor. Si hasta se parecen a mí, ja ja! Abrazos para vos.

Liter 3: ya desde hoy me arrancan sonrisas... pero nunca a la noche, claro está!!!

Mi despertar, cómo es Tu despertar? cómo MI despertar: con el cuello duro y sin almohada propia? Un beso

Charru, la diferencia es que tus pesadillas se disipan al despertar, mientras que las mías siguen allí, despatarradas en medio de mi cama. Pero qué digo??? Si amo estas pesadillas!!!
Por qué soñarás con arañas? Les tenés miedo? Besos, guayita.

Liter 1, es que las Lauras debemos estar poseídas por monstruos nocturnos. Con lo dulces que somos durante el día!!!! (sigo esperando tu respuesta para sentarme a escribir el "juego de las diferencias porteñas") Besitos

Hurricane, los que me visitan a mí son la mar de gruñones... A mí, la gentil princesa porteña!! :-( Claro que no tenemos nada que ver unos con otros...faltaba más!! Si a mí jamás se me oye un improperio...ja ja
Saluditos

María del Norte, gracias por la visita! Lo bueno es que, una vez terminado el fin de semana, tu dios vuelve pacífico y remolón. Igual, apuesto a que por nada cambiarías esas noches de monstruitos!!

Alicia, gracias, dijo la princesa, que no se enteró de nada de lo que sucedió en la noche.

Arare, y vos cómo te imaginás a ese arare nocturno? Como los de mis fotos?

Rosita Roja, ésa es otra de las clasificaciones del mundo: los que prefieran estar despiertos y los que prefieren permanecer dormidos. Y la vida es una alternancia de ambos. Besos

Tondo Rotondo, qué gran verdad!!! Lamento las dificultades que me impone el catalán para disfrutar de tu blog. Soy una limitada!!

Vane, es muy cierto lo que decís y creeme que no he cambiado de parecer. Lo que intenté reflejar en mi post (presiento que sin demasiado éxito) fue la transformación que sufre mi ser cuando alguien osa interrumpirme el sueño. La dulce Laurita (mi tesoro, mi amor) se transforma en un camionero puteador de la peor calaña (dejen dormir, carajo).
Besotes

ALCON dijo...

Hola!

Esta es la primera ves que te visito y me ha gustado mucho tu blog.

Creo que todos creamos a nuestros propios monstruos...

Un abrazo, nos leemos.

TICTAC dijo...

jajajaja!!! A mi eran mas los monstritos externos que al abrirme los parpados con los dedos gritandome adentro del ojo, ya desorbitado, por el desayuno a las 5 am cada domingo...me sacaban la Mrs Jekill....!!! jajajajaja!!!
Bueno, cuida tus centinelas, parece que funcionan...aunque tu sentido del humor compensa mucho...

Un abrazo y que siga feliz tu verano!!

Laura, muchisimas gracias por las bellas palabras que has dejado en mi blog. Tu de veras que 'traduces'
mas alla' de lo escrito...

gonzalo dijo...

Hace tiempo que el alma me parece una asmblea de fantasmas.

Ojala viajes pronto a esta costa pacífica de nuestra misma matria.

Te esperaremos con el corazón y las casas abiertas.

Liter-1 dijo...

Mañana mismo, que ya te he dado unos días de receso, empieza mi bombardeo.
No quería presentarme en tu correo de buena mañana y sin darte tiempo a desayunar.

Un beso. Y gracias

marta drooker dijo...

hola, monstrua: los hijos sirven también para templar el caracter. Fijate vos! Qué sería de tu vida si esos monstruos que usan tu camisón, tus ruleros, tu batón floreado no salieran de vez en cuando a gritar a la sangre de tu sangre que se dejen de hinchar, que detrás de esa máscara de belleza y de la toca hay una mujer palpitante... palpitante por dormir! Escorchones! Hijos de su madre!

Ana dijo...

Un gusto leerte de nuevo. Yo tengo las noches plagadas de diferentes mon truos, lo bueno (algo hay que encontrarle!) es que cuando consigo dormir una noche de corrido sin pesadillas lo considero un regalo de la vida!

Ana dijo...

Nada que ver: fui a ver Babel y recordé inmediatamente un post tuyo sobre la relación entre las empleadas domésticas y los hijos que cuidan, esos hijos de otros que terminan ocupando el lugar de sus propios hijos. Babel? Excelente, recomendable totalmente.