28.11.07

Lágrimas


No podías comprender el porqué de mis lágrimas cuando veías las fotos de tu nacimiento.
“Mamá, ¿es que no estabas contenta cuando yo nací?”, me preguntabas.
“Sí, hija. Pero a veces se llora de felicidad. Estás tan contenta, que se te salen las lágrimas de los ojos.”


Habían sido 10 días de separación. Vos aquí. Yo en otro continente.
Al regresar, te abracé sin pausa en la puerta del jardín de infantes y quedé atónita ante el susurro de tus palabras:
“Mamá, ahora se qué es llorar de contenta. Anoche, cuando pensaba que hoy venías, las lágrimas querían salírseme de los ojos”.


16 comentarios:

Sole dijo...

Esas son las unicas lágrimas que quisieramos que nustros seres queridos derramaran.
Inevitablemente vendran de las otras,pero con que ganas se las cambiaríamos.
La alegria que nos inunda tanto que se nos desborda por los ojos.

Elena dijo...

Qué lágrimas más bonitas. Llorar de alegría es un delirio precioso. Yo últimamente estoy muy llorona, pero son de las otras lágrimas, a ver si pasa esta rachilla mala y vienen tiempos mejores.

Un abrazo

Charruita dijo...

Precioso sentimiento. La foto me encantó! Un abrazo.

vane dijo...

queridisima, que placer leerte como siempre!!!!!!!
te mando un beso enorme!

alma dijo...

Cuando el amor nos desborda...

Bettina dijo...

Qué hermoso que ella también lo haya aprendido!
Y ojalá lo sienta, y los sientas tú, muchas veces más.
Aquí la gente no llora de emoción, estos gallegos son más duros que la madre que los parió. Al menos donde yo vivo. Siempre creo que nosotros salimos más a los tanos en eso de la sensibilidad a flor de piel. Y bendita sea!

kiantei dijo...

Los hijos comprenden más rapidamente el significado del cariño que cualquier otra enseñanza.
Bellas letras compañera de al otro lado de la cordillera de y de mis letras.

Un beso.

Hurricane dijo...

Evidentemente aprendió una lección que tal vez no le quisiste dar. Esas son las nociones que duran más, las que incorporamos fruto de nuestra propia curiosidad.
Saludos

gonzalo dijo...

imagino aquella mañana en el jardín de infantes.

OLEASTRUM dijo...

La serenidad de una lagrima feliz reconforta el alma querida amiga!

Es precioso aprender llorando las cosas buenas de la vida!

Besos desde este sur del otro lado del atlantico!

Charruita dijo...

Lauraaaaaa....por qué tardas tanto en actualizarrrrrrrrrrrrrrrrr.....

estás escribiendo en otro blog????

avisa mi hija!

MANDALAS POEMAS dijo...

Hola, que agradable es llegar a este sitio. Te felicito y te invito al mio: www.mandalaspoemas.blogspot.com

Desde Barranquilla, Colombia te envío un abrazo y una feliz navidad.

Víctor

Nika dijo...

¡Dios! qué hermosura ¡si hasta mis lágrimas quieren salir cuando leo esto!

abrazos

Sole de La Caja de los hilos dijo...

Me sumo al grito de Charruita, donde andas????
Besitos

Ahh y blogger no deja enlazar los blogs que no somos de su family.

TICTAC dijo...

La navidad se llena de preparativos y de emociones sobretodo cuando hay chicos en famiglia.....Te deseo unas fiestas muy felices, Laura, en union de todos tus seres queridos. Y que el 2008 sea aun mucho mejor.

Un fuerte abrazo!

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

lindas lagrimas, pero lagrimas al fin...