28.12.06

QUEDA USTED FORMALMENTE INVITADO


Toda reunión de amigos ostenta denominadores comunes y cierta homogeneidad.

Pero no hay nada más heterogéneo y sui generis que la fiesta de fin de año de las empresas.

El escenario es un bonito hotel o un restaurante muy fino que pocos saben “usar”, pero que nadie se atreve a dejar pasar por obvias razones: hay que cumplir y se come gratis.

Carlos acomoda su rol de payaso en la mitad de la larga mesa junto a las más jovencitas.
Aníbal, el tímido con acné, permanece en un rincón y se ríe exageradamente de los chistes de Carlos.
Adriana come con la boca abierta mientras se insinúa a Diego, el casado más libre en términos de sábana.
Mr. Jefe, tan cordial con su traje impecable, no ríe ni habla demasiado. La faceta populista le cuadra a medias. Se siente mejor entre la gente del golf, con quien se puede comentar la marca del vino y la calidad del caviar.
Sebastián, el joven ayudante del departamento contable, tampoco habla mucho. Sólo observa. Mira libidinosamente a las jovencitas, pero se contiene porque aspira a la silla del jefe y siempre es mejor no mezclar los tantos. Total, en un rato estará en la disco con sus amigos de la facultad.
Nilda, la chica de mantenimiento recientemente ascendida a supervisora, alucina con las lentejuelas de su vestido brillando en el tenedor de plata.

El vino distiende los ánimos y las lenguas. Si hay baile, habrá revelaciones. ¡Mirá cómo se menea Elena a su edad! La vieja está en curda. ¿Pasa algo entre Manuel y la recepcionista nueva? ¿Viste cómo se le acercaba?

El jefe se saca la corbata y se la pone de bincha, para bailar casi cerca de sus súbditos.

Antes de terminar, todos brindan por un buen año, entre bromas y carcajadas sobre el formulario K348 extraviado y hallado en la basura por el inspector de la DGI, el cliente furioso a punto de dejar las coronarias en la línea telefónica o el fatídico corte de luz el día anterior a la presentación del balance.

Todos brindan sonrientes. Felices de que esta noche sólo suceda una vez al año.

15 comentarios:

Srta Honeychurch dijo...

Qué bien descrito...parece que es otra "experiencia global".
Eso sí, a mi este año me han dejado sin ella, y al final la he echado de menos, mira tú por dónde!

Besucos.

ydaledali dijo...

Mira vos y que fiesta más popular... para que veas que en eso la democracia si funciona... los de mi oficina quisieron hacerla con señora, las mujeres de la oficia sin marido... no hay conceso... hay peleas... no hay fiesta... y bueno así que me quede con el vestido plateado, el escote fatal y las ganas de bailar pachanga... pero bueno ya mis pantuflas, mi pijama y ustedes son más entrete... deberíamos organizar una fiesta bloguera que tal si lo hacemos en tu blog? yo llevo un par de botellas de vino...

fractal para cual dijo...

Uy! me ha saltado el corazón de alegría; por un momento pensé que estaba formalmente invitada a compartir mesa contigo...!!!


Y ahora, aunque me vaya de tema:
finaliza el año lo mejor que puedas y empieza el siguiente con ilusión suficiente para mantener el ritmo a tope, por lo menos, unos doce meses...

Brindaré por ti y los tuyos. Salud, Laura!!!

nika dijo...

me ha hecho gracia, ¡y mucha! me encanta tu toque ácido adornando tu genial forma de hilar palabras.

mis mejores deseos para ti y los tuyos, bella, en este nuevo año que ya se acerca haciendo pasos de baile en las estrellas más próximas.

abrazo enorme

vane dijo...

Lau, me hiciste reir tanto, y recordar tambien! creo que ya lo sabías pero a mi marido lo capture en la fotocopiadora! y por motivos laborales, mantuvimos nuestro noviazgo 1 1/2 año en secreto, durante los cuales asistimos a dos fiestas de fin de Año!!! imaginate los comentarios de la segunda fiesta, cd ya un poco cansados decidimos irnos juntos en su auto!!! suerte que esa vez, el hijo del gerente de recursos humanos habia chupado hasta el agua de los floreros, y los comentarios se centraron en que casi se cae al rio!!! (ahhh me estas haciendo acordar de una noche hermosa en la Marina de San Isidro, yo con mis 22 años, bailando a la luz de la luna!! con mi futuro marido pero haciendo como que no!!!!

ahhhhh!!!!!!!! gracias por transportarme Lau!!!!!!!!!!!!!

soleil dijo...

No queria terminar el 2006. sin desearte lo mejoSaludos desde Miami
recomenzar.blogspot.com

Liter-1 dijo...

Feliz año Laura en este primer día del 2007, con el concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena sonando de fondo en casa.

Un beso muy fuerte

Elèna

La Rosa Roja dijo...

No me dan muchas ganas de leer cosas de reuniones de trabajo justo hoy que todavía estamos de feriados!! Pero, tenés razón y es así tal cual.
Llegué para desearte un MUY FELIZ AÑO NUEVO!!!!! y ojalá lo estés pasando muy muy bien.
Besos.

gonzalo dijo...

ina linda mesa, para una mujer de mirada impecable.

Lurdena dijo...

Al menos hay quienes tienen su fiesta de fin de año laboral.

Un abrazo apretado.

Kiantei Castor dijo...

Y yo pensaba que solo en este país se veían estas cosas.

Aprovecho de dejarte mi abrazo grande, de esos bien apretados, éste será un año espléndido.
Salud por eso!

Bettina dijo...

Hoy el noble y el villano, el prohombre y el gusano bailan y se dan la mano sin importarles la facha.
Juntos los encuentra el sol a la sombra de un farol,empapados en alcohol, magreando una muchacha.
Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el Señor Cura a sus misas.
Se despertó el bien y el mal, la zorra pobre al portal, la zorra rica al rosal y el avaro a las divisas.
Se acabó, el sol nos dice que llegó el final,por una noche se olvidó que cada uno es cada cual.

MARIA DEL NORTE dijo...

Es asi, Lau, lo pintas tal cual. Gracias a Dios solo una vez al año para complir con la empresa en esa fiesta "particular"
Aborrezco ese tipo de runiones.

BELMAR dijo...

EN UN PRINCIPIO ERA EL VERBO Y LA POESÍA PARIÓ DE SU PRIMER LATIDO


Música sobre el lecho de la noche;
fuego endurecido hasta el límite de los astros.
El aire consumiendo las palabras
como disparo rokhiano sobre la eternidad:
húmedo y goteando sobre las paredes,
ahogado por sogas metafísicas,
mojado como la pasión entre los labios.

Cada letra excitada como flor
en su primera primavera. La armonía
acariciando el silencio del sepulcro,
del óbito enorme como chaqueta deshilachada.
El leñador -amo de las sombras-
bebe del canelo, sueña con rojos alerces.

Entre tormenta y espanto,
entre promesa e invierno,
la poesía del Poema Infinito
nace desde los cabellos del Ángel Caído,
descifrando su oráculo y sus aguas sibilinas.


BELMAR 1999.-

gonzalo dijo...

dónde están tus ojos esta tarde?