29.6.07

Entre dos fuegos


El resultado del partido me da lo mismo. Argentina contra Estados Unidos. Yo nací en Estados Unidos y mi papá también y también mi abuelito, al que adoro con mi toda mi alma. Supongo que Andrew, Michael y Tommy estarán frente al televisor hinchando por Estados Unidos. Eran mis amigos del jardín de infantes. Unos pibes macanudos, como dirían mis amigos de aquí.

Y cuando digo aquí, me refiero a Argentina, el país donde vivo ahora y donde juego al fútbol y me divierto un montón con los chicos de la escuela. Dale campeón, dice Juan, mi mejor amigo. Y yo lo imito - ¡dale campeón! ¡dale campeón! - porque Argentina tiene el mejor equipo del mundo. Estados Unidos no tiene muy buen equipo, pero quizás ganen. Ojalá. Mi papá se pondría tan contento. Mis amigos de allá también. Messi es un fenómeno. Me encantaría ser como él y jugar en la selección. Gol de Estados Unidos. Tengo ganas de reírme. ¡Golazo de Argentina! Otra vez quiero reír. Me abrazo a mi mamá y festejamos juntos.

Los jugadores de Estados Unidos parecen un poco cansados. Y yo también me estoy cansando. Jugar para dos bandos es agotador. ¡Qué sueño! Mejor me voy a dormir. Mañana me cuentan el resultado...

10 comentarios:

alma dijo...

Entre dos fuegos, pero al final siempre habrá un bando contento ;))

Alicia R. dijo...

Es duro tener el corazón repartido, pero también enriquece. Besos a tus preciosos hijos.

lala dijo...

agotador pero divertido
o no ?

Bettina dijo...

Pobrecito! Cómo lo entiendo! PEro cuando juegan Argentina y España: a mi las raíces nunca me tiraron por eso soy un bicho raro, muy ,muy raro.

(Tenés algo para vos en mi blog.)

Charruita dijo...

Precioso Laura!...
Lo mas bonito de estar entre esos dos fuegos, es gustar, querer, amar a los dos. Conocer dos mundos siempre se me hizo mejor que quedarse con un mundo solo.

Gracias por tus palabras en mi post.
Me acompanan...

PE dijo...

ete queeeeee mmm me parece que no sirvo para trabajar en crónica, pués ya no te voy a poder dar la primicia de que ganó Argentina 4 a 1.
Bueno no importa, lo importante es que de alguna manera te sentís bien, gane quién gane.

Besos!!!

PE

marta drooker dijo...

El mejor resultado es un abrazo con mamá para festejar los goles. Un abrazo que une dos adversarios, o dos puntos, y hace una línea que todo lo equilibra.
Siempre la ternura, Laura, nos hace menos equidistantes. Un placer, siempre, el leerte.

Bebe dijo...

Que ternura! Me encantó, seguro que le pasó exactamente eso...
Decile que por ahora siga hinchanco por Argentina que hasta la fecha nos ha ido mejor, pero con el futbol nunca se sabe (como con tantas otras cosas) asique que no tire el carnet del otro equipó...nunca se sabe.....

LauraBaires dijo...

Alma, uno gana y otro pierde... La balanza de la vida!

Alicia, gracias por los besos a mis hijos de corazón rico y repatido.

Lala, demasiada emoción!!!!

Bettina, tu desarraigo es raro...muy raro, pero creo entenderlo. Ya rumbeo para tu blog.

Charru, si tuviera que elegir, lo haría exactamente igual... aunque cueste la dualidad.

Pe, lo que queda claro es que si se quieren satisfacciones con la pelota, el equipo argentino es el camino a seguir. En otros rubros, habría que pensar mejor qué camiseta ponerse. Me alegro de verte por aquí.

Martita, los abrazos tiernos y sinceros son los mejores puentes humanos. Tenés razón...

Bebe, el texto surge de la mera observación de reacciones. No me perdí ni un gesto!! Y como le dije a PE, para satisfacciones futboleras está la camiseta celeste y blanca. Para lo demás, habría que pensarlo...

Besos a todos!!!

fiorella dijo...

Complicado gritar un gol de EEUU en Argentina,no?.UN beso