5.7.07

El último segundo

La imagen me desesperó hasta las lágrimas. Sobre el pavimento, se contorsionaba en espasmos de agonía sacudiendo sus sesos desnudos. Le acababan de atropellar la vida, que hacía poco nacía. Su madre siempre se aseguraba de que cruzara la calle detrás de ella, pero la velocidad del vehiculo le ganó de mano.
Yo lloraba.
Y ella maullaba desconsolada junto al cordón.

11 comentarios:

marta drooker dijo...

Tu post tocó mi parte más vulnerable. Sólo resistí hasta el final porque escribís como pocos. Todo lo que de lo bueno retacean los animales humanos, los no humanos te lo regalan día tras día.
La imagen de la gatita madre y su dolor me arruinó la mañana. Decí que sos excelente narrando. Te perdono, Laurita, te perdono, porque aparte veo que sos de las mías.

Bettina dijo...

Joer, es el segundo post que leo hoy sobre animales. Y los dos del mismo tipo. Me matáis. Pero debo confesar aunque se me tiren encima, que al no ver la foto me imaginé algo peor. Lo siento, pero me hubiese partido al medio que en lugar de un animal sea un niño. Y si, soy así de desalmada.

Charruita dijo...

No te lo perdono, no podes subir post asi! estaba triste ahora cai en bajon total...escribis demaciado bien para no vivirlo y encima lo que mas me importa en este mundo son los animales...si hubiese sido un humano no me hubiese afectado tanto.

LauraBaires dijo...

Bueno, perdón, perdón... Prometo un tono más alegre la próxima vez. Necesitaba compartirlo. Eso es todo.

Gracias!

abuelita elena dijo...

Bueno... a ver... a ver... a ver!me meto porque al final lo único que la pobre laurita ha hecho es mostrarnos el alma sensible que tiene y de cómo ese alma quedó hecha pelota luego de semejante escena. Y que la única forma de exorcizar tanto dolor fue subiendo el post. Pero qué chinitas, che! Nieta, bettina, charru... ya van a ver si las agarro, la que las tiró de las patas, che!

fiorella dijo...

Serà que cuando veo un animal que cruza la calle,perro o lo que sea,ni miro, y si escucho una frenada se me ponen los pelos de punta,imagenes dificil de sacarse de encima.UN beso

xuxi dijo...

Hola Laura!

Ya me he puesto al día de todo.

Vigila con lo que cuentas, que das cada disgusto a los amigos de los animales...

No entendía el final porque no sabía a qué te referías con lo del "cordón", pero buscando en el DRAE ya he visto que es el bordillo de la acera. Es que pensaba que igual era el cordón umbilical, pero bueno, ya he pensado que un gatito recién nacido no andaría cruzando la calle.

By the way, me ha encantado tu post sobre Barcelona. Yo soy una barcelonesa que se siente más catalana que española, en fin muy catalana y nada española, qué le vamos a hacer... Visca Catalunya!!!

Besos,

Elena de San Telmo dijo...

Querida Laura

Donde no hay más palabras que las del último segundo, en ese punto justo espero que encuentres este abrazo amigo.
Ele

LauraBaires dijo...

Gracias, Abuelita Elena, por la visita y la comprensión. Reconozco que no es justo llevar al lector a los infiernos del vivir sin entregarle una "escalera de incendio". Pero bueno, usted me sabe entender. Un besito, abuela.

Fiorella, lo que pasa es que las máquinas creadas por el hombre son demasiado poderosas para convivir con el mundo animal. Los aplastan, literalmente.

Xuxi, mira, en algún momento de mi vida, cuando debía relacionarme con un mundo hispano hablante de origen diverso, me cuidaba más de no caer en localismos. Te juro que sabía que la palabra "cordón" crearía confusión, pero la dejé por dos motivos: 1) me salió de esa forma y no se me dió la gana de investigar el tema, y 2) así como al leer yo aprendo los giros de cada sitio, es justo que otros se empapen de los míos. Otros como vos, que sos inteligente y curiosa. Y respecto al ser catalán versus español, es un rollo complicado que a los de afuera nos cuesta un poco entender. Besitos

Elena, gracias por tu abrazo. Y por el "cafecito" que te tomaste en mi casa. Besos

Araña dijo...

me partió al medio.. pobrecito..

beso

| Perla | dijo...

Donde yo vivo estas cosas suceden a menudo y me destrozan el corazón.
Yo conduzco mi auto diariamente y nunca me alcanzan los dos ojos que tengo para mirar por todos los costados cuando hay niños y animales cerca del camino. Por lo tanto, no me imagino por que un conductor que tiene la chance de frenar antes de atropellar un animalito NO LO HACE!
(Ojo, tambien se que algunas veces todos los cuidados no son suficientes, pero la angustia es la misma)