13.7.07

HACE DOS AÑOS


Hoy hace dos años que regresé a mi país, con marido, hijos, perro y gato argentino. Trece del siete del dos mil cinco.

Aún recuerdo el excitante sacudón del aterrizaje, mezcla de júbilo e inconfesado temor.
"Pero si yo soy argentina", protesté a mi marido cuando, con fines diplomáticos, mostró en la aduana mi pasaporte estadounidense, en vez del argentino. Le protesté, pero lo dejé hacer, porque era mejor mantener un pie en el otro lado.

Al salir del aeropuerto, estaban los míos, los de cada visita; los abrazos férreos e incondicionales de mi madre y mis amigos. Fue un saludo rápido, porque era miércoles y los miércoles se trabaja. Porque era miércoles y porque yo no tenía fecha de regreso ni apretadísimas agendas sociales. “Volvé a trabajar, dale, que esta noche hablamos.” Y hablaremos mañana y también el mes que viene y el que sigue también. Ya no hay prisa. Esta vez he venido para quedarme. He venido para estar entre ustedes todos los días. He venido para escuchar Radio Mitre a la mañana y saber del tráfico en la Avenida General Paz y la inminente ola de calor y la ministra que recibe coimas en el baño. He venido para cantar el feliz cumpleaños de cada uno de ustedes, sean en marzo, en julio o en diciembre. He venido a disfrutar las recetas de la abuela, y a ver a mis hijos aprender el himno nacional.

He venido para ser argentina sin serlo del todo y siéndolo mucho.
He venido a indignarme con la mediocridad, a asustarme con el futuro de esta tierra y a derretirme con un delicioso café de confidencias.
He venido a averiguar cuánto de verdad encerraban mis idealizaciones de tantos años en otras latitudes. He venido a sembrar un timbre amigo que sepa recibir a mis hijos con una amplia sonrisa, vivamos donde vivamos.

He venido y aquí estoy, todavía contenta, todavía asustada, todavía indignada.

Fueron dos años, y parecen días.
Cuando la fiesta es grata, siempre se nos hace corta.

19 comentarios:

mi despertar dijo...

Mi querida laura...soy yo la cambiante..siempre fui asi...feliz a mi manera.

A mi me pasó lo mismo o quizás diferente...volvimos a Baires y yo no duré mas de una año regresando nuevamente aqui. Muy personal te lo contaré via mail. Si quieres escribirme te espero...si encuentro mail en tu blog ...te escribo
besos inmensos para vos

Rochies dijo...

creo que el timbre amigo y el cafe de confidencias es lo más nuestro de todo lo nuestro, que es a veces como mucho, no?

Hurricane dijo...

Es que, indudablemente, ciertas cosas que llevamos en la médula solo las vamos a encontrar en nuestros pagos. Podremos estar mejor o peor en otros sitios (y eso tiene su valor), pero no hay como el terruño.

ydaledali dijo...

Y ayer leí en algún lado un proverbio que decía:"La patria tiene el aroma y el sabor de lo que comimos cuando niños"...y eso es lo que se extraña... también los padres, tíos, primos, hermanas, amigos, y todo aquello que nos une un poco a nuestra niñez.....¿ será eso patria?

fiorella dijo...

Te leo y me pasa lo mismo cuando veo lo mismo acà,la vuelta y quedada de familias enteras...no termino de entender cuando se van,ni termino de entender cuando vuelven,porquè?Un beso

alma dijo...

El calor del hogar. El regreso y reencuentro. Sólo lo aprecias si lo vives

Charruita dijo...

Felicitaciones! dos años ya? WOW como ha pasado el tiempo! es lindo mirar y ver que se han cumplido los sueños...
abrazotes! si vas a Córdoba avisame por email, tengo hotel para recomendarte ok?

escriptorum54 dijo...

¿Ya hace dos años?
Se me ha pasado volando el tiempo .....

Zalet dijo...

a mi me paso lo mismo, el mate con amigos, que suene el timbre sin que lo esperes y el cafe se transforme en asado a la noche, son algunas de las cosas que definitivamente nos empujaron a terminar de decidir volver. No hay bienestar economico que valga si a uno le faltan esas cosas.

Bettina dijo...

No me lo vas a creer, pero la primera vez que aterricé en Montevideo después del autoexilio, el avión pegó semejante sacundón al aterrizar que si no hubiéramos llevado el cinturón puesto volábamos pero hacia la cabina del piloto.
Dicho esto, ahora si que en algo nos diferenciamos y mucho. Yo no vuelvo ni atada a un poste. No quiero que mi hijo aprenda el himno, no quiero hacer recetas de mi abuela, ni a indignarme con la mediocridad ni temer por el futuro de esa tierra. No quiero volver. Nunca. A menos que sea de vacaciones. Creo que una de mis peores pesadillas es tener que volver.
Pero me alegro de que estés contenta con tu retorno. Y que hayas podido volver a integrarte, aunque estoy segura que ya nada será lo mismo porque te fuiste un día.
Che, qué negativa, no?
Vos disfrutá, que narices!

LauraBaires dijo...

Mi despertar, en este momento me encuentro en EEUU con poco acceso a la computadora. Nos escribimos a mi regreso. Esta es mi direccion: laura_m_labella@yahoo.com. Mil besos!!

Rochies, supongo que cuando las necesidades básicas están cubiertas, es eso lo que sigue en nuestra lista de esenciales.

Hurricane, en realidad, no me cuesta adaptarme a otros ambientes siempre que encuentre ciertos elementos que me son fundamentales. Y no hablo del mate precisamente, sino de cierta manera de captar la vida que no encontré en mi residencia anterior.

Ydaledali, a veces el alimento es seco y amargo, y hay que ir a nutrirse a otros sitios. Patria es patris... padre, origen. Quien se siente a gusto con ese origen, regresa a él. Quien no, lo cambia...

Fiorella, por que no se terminan de ir ni se terminan de quedar. Están partidos al medio...

Alma, lo que se aprecia es el cariño genuino e incondicional. Pero eso tambien se puede encontrar en otros sitios.

Charru, recuerdo el día que te llamé de un aeropuerto para tu cumple. Ibamos a visitar a mis suegros y, de allí, partíamos para Baires. Habíamos emprendido el regreso...

Escriptorum, a mí también se me ha ido volando. Señal de que la paso bien...

Zalet, el cafe que se transforma en asado, ja ja!! Y eso que vos estabas en un sitio mucho más sociable!!

Bettina, de ninguna manera pretendí hacer una apología del regreso al terruño. Si lees mi comentario a Ydaledali comprenderás que entiendo a quien no quiere regresar a su patria. Yo también huí de Argentina hace muchos años y se perfectamente por qué lo hice. Ya hemos cubierto el tema del exilio en otro post. En esta oportunidad, mi única intención era expresar lo cómoda que me he sentido en estos dos años. Nada más. A todos nos aprieta el zapato en algún sitio y yo no soy quién para jugar, porque a mí también me aprieta.
Y como bien has dicho, cuando uno se ha ido... ya nada es lo mismo... POR SUERTE!!!

Ana dijo...

Es lindo sentirse en la tierra de uno cuando tiene connotaciones positivas. Cada uno tiene su lugar del zapato que aprieta, como tu decís, pero yo no me imagino viviendo en otro país, y si tuviera que irme obligadamente y pudiera elegir, elegiría el tuyo, por sentirlo, a pesar de todo, mi país hermano. Cariños desde el otro lado del charco.

Charruita dijo...

laurita, y fue una gran sorpresa! de esas inolvidables que siempre quedan en mi memoria...cuanta agua ha pasado bajo el puente desde entonces! y yo aun sin ver el rio como mar...en fin...ya nos tomaremos esos mates en algun punto del planeta...

un abrazo fuerte para vos y tu flia tan linda...

Elena de San Telmo dijo...

Querida Laura, ..

Buenos Aires es el único lugar del mundo donde no me encuentro sola cuando estoy sola.
Me desilusionan muchas cosas y me sorprenden gratamente otras; me gusta quejarme con los tacheros, reírme con el florista y CORRIENTES CON OLOR A CAFÉ cuando llovizna. Es poca cosa, tal vez para muchos que gustan de cosas más lujosas. Es que soy una persona complejamente sencilla, porque al fin a Buenos Aires no se por qué la quiero tanto.
Lau me gusta este post sincero.

Besos

gonzalo dijo...

bien por tu regreso y por todo el resplandor que le aportas a la ciudad.

FRAC dijo...

Me acuerdo de todo. Tan intenso. Tan emocionante. Tan justo premio después de una larga espera.

Buen post.
Yo te veo bien porteña, y argentina por los cuatro costados. No hacía falta regresar para comprobar eso.

Te mando un abrazo fuerte, cálido, y feliz por tus años reducidos a días.

La Maga dijo...

bienvenida al sur del sur
desde MVD la maga.

www.ambarlamaga.blogspot.com

Ana dijo...

Se te extraña

Pao dijo...

Laura:
que bueno que regresaste y tuvimos la suerte de conocerte !!!
hoy buscaba fotos en mi pc, y me encontré varias en que aparecem ustedes... y las divertidas y felices caritas de tus hijos.
Recordé con gratitud los momentos compartidos gracias a vuestra hospitalidad.
un abrazo