6.9.07

SUPRESIÓN

Ayer escribí un post muy triste, que decidí eliminar a las pocas horas por cuestiones de derecho.
No creo tener derecho a asaltar al lector con golpes bajos irredimibles.
Murió un niño que conocí bastante. Murió una vida de siete años. Un ángel que ayer yacía en el cajón mientras sus amiguitos (entre ellos mi hijo) jugaban contentos en la inocencia de su infancia.
El enfado y la congoja me llevaron al teclado, y del teclado al post que varios de ustedes llegaron a leer.
Les pido perdón.
No me considero artista, pero aspiro a entregar arte en lo que escribo. Y lo que yo entiendo por arte es la búsqueda de rosas, o siquiera raíces, en el desierto. Fácil resulta revolcar al lector en las dimensiones fangosas de la vida, que son enormes y demasiado obvias. Lo difícil es rescatarlo mostrándole otras facetas, y hacerlo con argumentos válidos e inteligentes.
¿Qué sentido tiene abofetear con verdades que todos conocemos, tememos y lloramos?
La muerte es parte de la vida y, como tal, siempre nos merodea. El instinto de supervivencia hace que la obviemos, la olvidemos o la creamos lejana. Pero tarde o temprano, a mayor o menor distancia, la muerte nos muestra su rostro de negros enigmas y nos sume en la vulnerabilidad más absoluta.
Ayer vi ese rostro y me sentí vulnerable... y no pude más que venir a gritarlo.
Perdón por el ruido...

18 comentarios:

Araucaria2006 dijo...

Laurita,no te sientas en la obligación de tener que rescatarnos.Muchas veces el ver la vida en su justa dimensión alcanza para que logremos salir de ese pozo en el que a veces caemos.
Me alegró mucho hablar contigo por telefono, lástima que no pudimos coordinar para vernos cara a cara. Otra vez será....
Un abrazo y no te angusties.

Elena dijo...

No leí el post a que te refieres, pero no creo que debas pedir disculpas por gritar y maldecir ante tamaña injusticia. Espero que el tiempo vaya suavizando poco a poco ese dolor, Laura. En estos casos es el único consuelo posible.

Un abrazo y muchos ánimos, guapa.

Charruita dijo...

Lau, discrepo con vos. Creo que tenes todo el derecho de escribir lo que sientas y como lo sientas. El arte tambien es dolor, muerte, rebeldia, tristesa, carrona, gusanos, etc etc etc contarlo todo, expresarlo todo, sugerirlo...a como de lugar no hay que salvar a nadie de lo que tenemos dentro, ni aun de aquello tan oscuro como el peso de nuestros errores o nuestras culpas...

no llegue a leer ese post, como sea tambien tengo el derecho de elegir lo que leo, asi que no me salves.

Te mando un abrazo con mucha fuerza.

FRAC dijo...

Yo leí el post, y te aseguro que no era para nada ruidoso. Era tristísimo, eso sí, como no puede ser de otra forma comunicar la muerte de un niño de siete años, inocencia pura.

Ver el rostro a la muerte no deja indiferente a nadie.

Un abrazo, Laura.

TICTAC dijo...

Hola Laura!! No tuve oportunidad de leer lo que borrastes. Yo no me hubiera sentido abofeteada con tu reaccion, me parece justo que la exteriorices...Todos perdonamos ese ruido, todos conocemos la injusticia que lo produce..la rabia es parte del dolor.
Aceptar la muerte es dificil porque es dificil aceptar que es universal, permanente e irreversible. Nos deja vulnerables e impotentes y cuando se trata de un niño todos nos volvemos esa madre que lo llora.

Un beso y todo mi cariño

Sole dijo...

Laurilla,coincido con Charruita,y también te entiendo.Creo que cuando el dolor nos pilla en medio de la injusticia de su ser,quedamos tan desnorteados que necesitamos gritar por donde sea.Quienes por aqui andamo te queremos ver de todas las maneras.
Luego,claro,entra ese afan que comparto contigo,porque quiero lo mismo en La Caja,de que los amigos que lleguen a este sitio no vean el polvo que metes bajo la alfombra,sino las flores y las velas que dan calidez a la casa.
Hoy que es domingo y la casa huele a periodicos,torta de naranja,miel de romero y sol de principios de otoño,hago un atadito y te lo doy con el abrazo mas apretado que tengo.

Ana dijo...

Lei tu post, el dolor me impidió comentarlo, estaba esperando a procesarlo un poco y luego tratar de enviarte alguna palabra de solidaridad. Creo que pasa lo que dice Sole, yo al menos tiendo a filtrar lo malo o lo muy personal, y hacer de mi blog un lugar más acogedor. Al mismo tiempo si hago eso el blog va perdiendo su función catártica, que en mi caso es la principal. Quede pensando en tu hijito, debe ser durísimo perder un amiguito a esa edad. Cariños.

LauraBaires dijo...

Araucaria, no es tampoco que pretenda ser la salvadora de nadie. Simplemente me parece mal mostrar dramatismo tan en crudo.
A mi tb me gustó hablar con vos. Poco a poco nos acercamos... La próxima vez nos veremos las caras. Un abrazo

Elena, en realidad, debo admitir que la muerte de este niño me afectó de un modo universal más que personal. Hacía tiempo que no lo veía... pero el hecho de que la muerte venga por alguien que conoces es una forma de reconocer su presencia constante. Un beso, Elena.

Charru, entiendo lo que dices y sabes que no soy de las que callan lo que sienten ni de las que protegen a los demás de las verdades de la vida. Pero esta vez me había pasado un poco en el tono sentencioso y amargo... sobre todo que no se trataba de alguien tan allegado a mí. Un beso enorme

Frac, besos y más besos.

TicTac, tú lo has dicho, amiga: "Todos nos volvemos esa madre que llora".

Sole, has captado mi idea. Gracias por la torta de naranja con miel y otoño. Y gracias por el apretujón!

Ana, lo que produjo en vos mi post es precisamente lo que no quiero: dejar al lector sin aire para respirar. En mi caso, afortunadamente tengo sitios donde hacer catarsis cuando estoy mal. El blog es para mí la expresión de mi sensibilidad, un sitio donde compartir cosas sutiles y profundas que no puedo compartir con todo el mundo. Respecto a mi hijo, por suerte no lo sufrió. Este nene era muy amigo de él cuando vivíamos en Washington, y ya hace más de 2 años que nos mudamos. Yo seguía en contacto con su madre. De lo contrario, hubiera sido terrible...
Un beso

Bettina dijo...

No llegué a leerlo, pero si hubiera leído no hubiese juzgado. Soy la menos, menos de menos ondicada par acensurar. Para mi el blog es catarsis, no se escribir, escupo lo que siento.
Me adhiero a la opinión de Charruita y Sole. No me salves.Y no te salves tú tampoco.
Un abrazo (yo también me cago en la madre que parió a mi Dios por permitir que esas cosas existan)

Pao dijo...

No es malo gritar, sobretodo cuando lo que agobia es la muerte. Lo unico de lo que tengo certeza en ese respecto, es que a pesar de que muerte te haya visitado muchas veces, nunca estas preparada para volver a recibirla.
Un abrazo grande y saludos a la Familia !!!

escriptorum54 dijo...

No he llegado a leerlo pero quiero suponerlo. La escritura es una catarsis muchas veces. Y más aún en lo referente a la muerte ...

No sufras, tú pusiste en palabras los sentimientos universales.

Un beso

| Perla | dijo...

Coincido con Charruita, aunque tambien creo que cada uno pinta su blog con los colores que mas le gustan. No lei el post pero por lo que contas el tema es algo de lo cual ninguno de nosotros quisiera saber, y sin embargo ronda por ahi.

marta drooker dijo...

Leí este fin de semana que "la forma es el fondo en la superficie". No sé cuál fue la forma de tu post eliminado. Pero sé perfectamente cuál es su fondo. Porque el mismo ha quedado en la superficie de las letras de este nuevo post. Que no suplanta nada. Que es un hecho artístico, el que, como todo lo que el arte expresa, no nos asusta ni nos calma. Sólo nos hace sentir vivos y, a veces, hasta eternos. Un gran, pero gran abrazo, Laurita!

Quimera dijo...

tienes razón en lo de que la muerte es parte de la vida, pero también lo es el sentimiento que experimentaste ayer...
no puedo compartir tu idea de eliminarlo para "protegernos"??!!
a veces el mimetismo con ese tipo de sentimientos puede ayudar a otros.
En todo caso, magnifico blog
SAlu2


Quimera
http://quimeralidad.blogspot.com/

Maite dijo...

Qué menos que gritar ante eso, Laura; qué menos que "sacar". Por mucho que sepamos que la muerte existe, hay cosas que nunca dejarán de parecernos atroces. Aunque este post me ha encantado, me hubiera gustado leer el suprimido; pero habría llorado a moco tendido con un agujero enorme en el pecho, seguro :-) Un beso. Y ánimos...

Magic dijo...

Sacar para afuera un sentimiento es algo muy sano y natural. No leí el post, pero entiendo tu necesidad de no quedarte con esa angustia encerrada. Creo que no debe haber algo más dificil de soportar que la muerte de un niño. Un beso grande.

Araña dijo...

No, ya creo que no tiene ningún sentido.. pero a veces este espacio hace que podamos desahogar nuestro dolor, nuestra pena sin tener que dar demasiadas explicaciones ni esconder las lágrimas que se escapan

Un beso y que estés bien.

Anónimo dijo...

Hola , no creo que te acuerdes de mi, soy Ernestina, di de baja mi blog hace un tiempo.Solo tengo para decirte....eras humana!!, mujer quien puede evitar gritar con algo así, olvidate, solo mostraste que tenes tripas y estás viva.y no creo que tengas que sentirte tan responsable por ese acto.