20.9.06

Las molestias de sufrir

Con Miranda, fue amor a primera vista, pero le molestaba que durante su viaje de mochileros, ella durmiera en los trenes en vez de abrir el periódico y mantenerse informada. También le molestaba que hiciera ruido al comer chicle, que fuera tan ermitaña y no tuviera motivación para seguir estudiando. A Miranda no podía ofrecerle compromiso porque eran muchos los aspectos que le molestaban de su persona. Con abundancia de lágrimas, Miranda lo dejó. Y él sufrió.

Fue entonces que apareció Sonia, llena del sex appeal que lo cegaba de pasión. Sonia hubiera sido perfecta de no ser por su adicción al trabajo, su tacañería, su guerra declarada contra el portero del edificio y su manía de sesear al hablar. Sonia pretendía hacer planes a futuro, pero él no podía entregarse a una persona así. Al menos, por el momento. Con pronta determinación, Sonia lo dejó. Y él sufrió.

La onda con Elena fue instántanea. Parecían almas gemelas... hasta que ella empezó a mirar novelas, a hablar de bebés y a no sacarse los tacos ni para bañarse (usaba ojotas con plataforma) porque odiaba sus piernas cortas. Eso a él le molestaba. Le molestaba verla levantarse de la cama en tacos y le molestaba la forma en que torcía ligeramente el labio superior cuando miraba los culebrones de las cuatro de la tarde. Nunca le hubiera consentido la idea de un bebé compartido, teniendo en cuenta el rosario de defectos que le presentaba. Con el labio superior torcido, Elena lo dejó. Y él sufrió.

Harto de tanto sufrir, se fue a vivir con su madre.

20 comentarios:

Alicia R. dijo...

Que es la mujer que realmente lo comprende.

Ana dijo...

edipo le decían, no?

Vade retro dijo...

Pienso como Ana, quizás al ver que no encontraba a su madre en ninguna de ellas, decidió ir directamente a sus brazos. A que lo cuidara mamá.
Besos.

Mauro dijo...

Que compadre más perno.
A nadie.

Al menos Edipo se sacó los ojos cuando se dió cuenta de la embarrada que habia hecho, éste es voluntario.

Es un tema la búsqueda de alguien con quien tener ese mínimo posible para lanzarse a la piscina, por suerte entrega material para escribir, componer, opinar, debatir, y claro..sufrir también.

Saludos Laura.

charruita dijo...

Pues fué lo mejor que pudo hacer.
Y aunque sea muy Edipo pues si no sufría con su mamá lo aplaudo. Ahora si la mamá era como la multiplicación de cada una de esas mujeres, estaba medio demente el hombre.
Saludos!

liter-a-tres 3 dijo...

La madre no comprende a su hijo... lo succiona!
Le roba la vida, y él se deja robar. ¿No fue educado para eso?

A mi modo de entender, has escrito un cuento perfecto, Laura.

Bye

Sole dijo...

Se fue con la madre que es la unica que no ve sus defectos.
A veces los padres no nos damos cuenta de lo bueno que es para cualquier persona,hombre o mujer,ser tolerantes y aprender a querer la imperfecciones,propias y ajenas.
Esta muy bien escrito el cuento,me gusta el ritmo narrativo

Marcel Pommiez Aqueveque dijo...

No te puedes ir con tu madre al primer problema o sufrimiento... ya que los traspasas a tus seres queridos...


Buen blog, un abrazo

ydaledali dijo...

Y bueno quedo claro que era un pollerudo... pero el drama además pasa porque "mamita" lo crió apegados a sus faldas y haciéndole creer que ninguna mujer se le iguala... y el pollerudo le creyó

Magic dijo...

Me apena que haya vuelto con la madre. Me da la sensación de que se trata de un camino sin retorno. Y lo triste de esa búsqueda sin resultados... es la realidad de la caída del ideal. No es fácil enamorarse, no?

lauraBaires dijo...

Alicia, quizás sea la que menos lo comprende...
Ana, edipo sin lazo genuino.
Vade, has dado en el clavo de lo que pretendí escribir. Besos para vos.
Mauro, no todo lo que parece voluntario es tan voluntario (internamente). Hay caos de irremediable perpetuación que, como bien has dicho, nos dan tela para escribir. Saludos para vos y gracias por tu visita.
Charru, lo ideal sería que mamá viviese en su propia casa y se tuviese con ella una relación de pares adultos. Casi casi agrego unas palabras al final... "...se fue a vivir con su mamá, aunque le molestaste que lo dejara solo".

Liter, me quedo con nuestra riquísima conversación de hoy.

Sole, la intolerancia habla de deficiencias internas. Duele lo que falta o lo que sobra. Cuando las dosis son justas, la sed queda calmada y "no molesta".

Marcel, en su casa o un poco más lejos, supongo que la madre debería sufrir al ver que su hijo no consigue compañia. Gracias por tu visita!

Ydaledali, pollerudo de mamá o falto de imagen femenina? En ambos casos, el egoismo materno prima. Es difícil entregar a los hijos al mundo!

Magic, enamorarse es aún más difícil cuando la mirada está opacada por otros aspectos, porque uno no ve lo que debería ver sino los fantasmas que quiere ver. El amor es una búsqueda ardua...

Un beso a todos!

MARIA DEL NORTE dijo...

Nahhhhhhhhhhh
Que jo-po-de-pi-do-po el hombre !
Bueno, "perfecta" como la madre no encontró ninguna ...

Bettina dijo...

Comparto con Ana: Complejo de Edipo. Sumado a la inmadures que se sufre el tipo.
Historias más cotidianas de lo que deberían ser.

Muy bueno Laura

Bettina dijo...

Comparto con Ana: Complejo de Edipo. Sumado a la inmadurez que se sufre el tipo.
Historias más cotidianas de lo que deberían ser.

Muy bueno Laura

mosalma dijo...

¿Y no será que se escudaba en buscarles defectos a las chicas, para cubrir sus propios defectos? De hecho eran ellas las que le dejaban... quizá empezaba a verles defectos cuando sabía que dentro de poco, y de forma irremediable, ellas le iban a dejar....

Y claro, madre no hay más que una...

Me gustó mucho, Laura!

Abel Granda dijo...

Yo hubiera optado por fabricar mi propio Frankenstein con los cachos que me gustaban de cada una, y si la cosa saliera mal, me hubiera alquilado un bulo para seguir queriendo a mamá desde mi casita.

PE dijo...

siempre que esté con quien se sienta bien creo es el camino correcto.Al final de cuentas de que te sirve el estar con alguien solo para sufrir ,no?

Besos y buen finde!

PE

Vade retro dijo...

Lau avisame si te llegó mi mail por favor.
Un beso.

xuxi dijo...

Hola guapa!

Aunque no píe, estoy aquí, eh? Te sigo igualmente con gran devoción.

Muy buen post, como siempre. Me hizo pensar en ex-novios y en las tonterías p q los dejé (D los mamones q m dejaron no m acuerdo) :-). Al primero le tomé manía pq un buen día observé q le sudaba la nariz d un modo peculiar. D pronto, en cada poro aparecía como una micro-gotita... y no sé, m daba como un repelús... Pensé q no m apetecía pasar el resto d mi vida con el tipo. Naturalmente busqué otras excusas, claro, digamos más convencionales. Luego con el tiempo m he dado cuenta d q realmente no m gustaba por otros motivos, pero eso fue como una especie d detonante, q tontería, no? Es q esa nariz, esa nariz... La estoy viendo... Q chorrada; es tan ridículo...! Nunca s lo había contado a nadie.

Creo q si alguien t gusta d verdad lo aceptas con sus defectos o pequeñas manías, no? Pq todo lo demás compensa con creces. Q nadie es perfecto, vaya.

Besitos,

*Eo Laura, en breve empiezo el curso. Podré contar contigo esporádicamente para alguna revisióncilla rápida? Sí, no? Si hace falta, cierras un par d días el chiringo bloguil y t dedicas a lo importante (lo mío). Estos (tu público) q s esperen un poco q los tienes muy mal acostumbrados... :-) :-)

Es broma, intentaré molestarte lo mínimo; solo cuando esté realmente apuradilla.

Lurdena dijo...

Jajaja, qué buena solución, en el fondo es el deseo de todo hombre. ¿Qué otra mujer lo podría entender mejor?

Un abrazo