25.9.06

Pechito CONTRA pechito

Te amo. ¿Nos casamos? ¡Dale! ¿Dónde? ¿Cerca de tu familia o de la mía? De ambas. Registro Civil aquí en Buenos Aires, con amigos, parientes, empanadas, vino y conga hasta que salga el sol. Dos meses después, iglesia en Nueva York para dejar contentos a los parientes aunque seamos ateos. Algo sencillo. Onda campestre, mediodía, carpa, jazmines y un buen disc jockey que suavice las patas y las lenguas duras. Atuendo informal para todos.
“Yo voy”, dicen algunos argentinos, todavía bendecidos por la farsa cambiaria del turco Menen. “Yo voy”, dice mi madre, con su amigota incluida. Mi hermano no puede ir y mi padre, no está invitado.
Los americanos son puntuales. La novia no. Llega a la iglesia media hora más tarde, porque en Argentina eso es fashion. En EEUU, algo así se tipifica como pecado capital. No matarás. No llegarás tarde jamás. El fotógrafo, con rigurosa puntualidad, capta en el video ojos indignados que van de la puerta de la iglesia al reloj del reloj a la puerta de la puerta al reloj. Pianista desesperada porque se le acaba el muestrario artístico. El elenco argentino ni se entera porque arriba tarde.
"¡Por fin llegó la novia! ¿De dónde era esta chica? De Brasil, me parece. No, Venezuela. Yo qué se. Ojalá tenga suerte mi sobrino. Ella parece simpática, ¡pero cuánto fuma! Esa de allí es la mamá y esos otros, amigos, según me han dicho. Son del país de ella. ¡Qué chicas tan bonitas! Qué flacas y qué bien vestidas. ¿Se sacarán la capelina para ir a la fiesta? Yo te aviso que me voy a casa y me pongo los short y las zapatillas. En la invitación dice atuendo casual."
"¿Informal, pusiste en la tarjeta, hija mía? ¿En short? Perdoname, Laurita, pero yo no me voy a cambiar. Con lo que pagué por el vestido, me lo dejo puesto el día entero. Y tus amigos, seguro que tampoco harán esa ordinariez."
Mi madre tiene razón. Los argentinos se quedan enfundados en capelinas, sedas y corbatas, mientras que el otro bando opta por la practicidad del zoquete y la camiseta de algodón.
¡Digan whisky! Una foto, otra foto y otra más. Rápido que empezó a garuar. Uy, sonamos, va a llover nomás. Tormentas eléctricas, anunciaban. ¿Lo soportará la carpa que alquilamos?
Larga la música. Repertorio latino de los noventa. Macarena. Pechito con pechito, cachete con cachete. Sedas, capelinas y corbatas a bailar. A bailar, a bailar, chacachán chacachán. Giros, meneos, arrumacos, pechito con pechito, cachete con cachete. La pista se copa con el ejército celeste y blanco, siempre dispuesto a pachanguear. El bando contrario sigue los movimientos con ojos chispeantes y locas ganas de sacudir las cachas, pero todavía no. Necesita un trago más y tal vez otro. Ya está. Con resquemor y disimulo, uno a uno se deslizan por la pista, ladean la cadera, levantan los pies y cha ca chá cha ca chá. Pechito con pechito, cachete con cachete. ¡Per-fec-tou!! La pista bicultural late con ritmo latino, sonrisas cómplices y mudas, los meneos de un cura borracho (es el tío del novio, de confianza), el humo de mis cigarrillos y el compás de las gotas que amenazan con agujerear la lona de la carpa. Pero a mí no me importa, agradezco el diluvio, agradezco el momento y agradezco haberme casado con este hombre, que me hace sentir en las nubes. Bailo, bailan, bailamos, pechito con pechito, cachete con cachete sin parar.

Son las 11 de la noche. El disc jockey se tiene que ir. ¿En serio? Es que....lleva 9 horas aquí, ya le pedimos dos veces que se extendiera un poco más, pero….
Traigan un estéreo que seguimos, dice un argentino alcoholizado. ¡ESOU! responde mi flamante cuñado, colorado y sonriente hasta el tuétano. ¡Pechitou con pechitou! ¡The party goes on!
- Peggy y yo nos vamos, realmente estamos cansados. Fue un día muy divertido, pero largo para nuestro ritmo— me anuncia otro de mis cuñados, el más obediente. —Antes de irnos, queremos ayudarlos a acomodar todo.
—¿Todo qué?
—Las mesas, las sillas…
— Neeeee, ni te preocupes, Tommie. Lo hacemos mañana.
—¿A qué hora? Podemos venir a las 7 de la mañana, si quieren.
—No, no te aflijas—. Desde el rabillo del ojo, advierto que ha llegado el estéreo y siento que empiezan a cosquillearme los pies.
—Pero ustedes solos no podrán con todo.
—Y bueno, en todo caso le tiro unos dólares al tipo de la carpa para que acomode él— sugiero con mi mentalidad esclavista de todo por dos pesos.

Tommie se dirige a mi marido.
—Nosotros nos vamos, pero Laura me dijo que habían contratado a la empresa que les alquiló la carpa para que los ayude.
—No, que yo sepa, ellos no hacen eso. Mañana vienen a buscar todo temprano.
—Ah, en ese caso… ayudamos ahora.

Una intención lleva a la otra y nadie quiere pasar por haragán. Silla contra silla, mesa contra mesa, todo apilado, todo levantado en cuestión de segundos. En el estéreo se oyen los acordes de pechito con pechito y, a lo lejos, un borracho perdido baila solo, el muy zángano. Un auto me espera junto a la carpa para que no me moje las ampollas de los pies. El lugar está impecable y mañana no tendré que levantarme a las siete para venir a ordenar el hoy divertido caos de mañana (como en el festejo de Buenos Aires).

¡Pero se me acabó la fiesta!

25 comentarios:

Vade retro dijo...

Buenísimo, me ha encantado tu descripción de esa megaboda por partida doble. Era lógico, el motivo lo pedía...debía celebrarse en dos puntos distantes y distintos del mundo, había que mezclar culturas con los ritmos latinoamericanos.
Un beso Lau.

fractal para cual dijo...

Brasileña??? Tú??? Serás mulata???

Disparatada vida loca loca, más nos vale reír un poco; reírnos de verdad, de panza cómo dices tú.

No tiene precio...

Sole dijo...

Me he reido un buen rato,imaginando los parientes,tu entrada,tu madre...
Que bueno,poder reir con ternura de un día tan importante. Tiene una luz muy grande esta historia,la de la alegria.Y eso es un tesoro

El Canilla dijo...

Flaca, me sacaste una sonrisa desde el fondo de mi( que ultimamente anda medio amargo).
No paro de imaginarme el caos de la fiesta bicultural.
Lo mejor, tu escritura fluye cómoda y se mete en la cabeza sin que uno se de cuenta.
Felicitaciones.
Gracias.

Bebe dijo...

Que grande esa boda!!!!
Lastima no haberte conocido antes, no me la perdía ni loca!!!

Aparte, porque será que a los gringos les cuesta tanto soltarse y cuando al fin lo hacen...son taaann aparatos!!!!!!

Alicia R. dijo...

¡Me encantó la descripción de la fiesta inolvidable! :-))) Pensar que a mi me fastidia que mi cuñada me quiera lavar los platos...Aunque por otra parte pienso en las caras de mis invitados si les pido que ordenen todo antes de irse, y me muero de risa ;.))))

vane dijo...

Lau, pago por ver el video!!! es más te lo cambio por el mio de los 15 que no lo vio ni Dany!!! jajajaj! como siempre, un placer leerte!!!!!!!!!!

Brigitte dijo...

Quiero ver el video!!!! Yaaaaaa!!! jaja!!!! Debe ser tal cual lo describis!!!
Besos

MARIA DEL NORTE dijo...

Esa fiesta fue pura diversión, que lindo Lau !
Si hasta puedo escuchar el "bailamos, cachete con cachete, pechito con pechito y ombligo con ombligo.." que épocas !
Le das totalmente en la tecla a la "paqueterié" argentina y al desenfado yankee a la hora de vestir para un evento.
Que emoción casarte con el hombre que amas, y que después su familia sea la primera en ofrecer ayuda para dejar la casa en órden ...
Loteria !! :)
Besitos.-

charruita dijo...

juasssssssssssssssss
ahora que conozco "al otro bando" entiendo tu post jejeje no paré de reirme!!!

Ana dijo...

´ta buenísimo. Me gustó la mezcla de humor, amor y diferencias culturales que se mezclan tan bien en tu escritura.

escriptorum54 dijo...

Laurita. Eres única para relatar estas situaciones.

Estoy escuchando "Balada para un loco" de Astor Piazzola. Si gustás

Un beso

escriptorum54 dijo...

Laurita. Eres única para relatar estas situaciones.

Estoy escuchando "Balada para un loco" de Astor Piazzola. Si gustás

Un beso

ydaledali dijo...

Que bien queda reflejado las minucias de la boda... y la diferencia cultural... no conozco aún un latino que se vaya a levantar a las 07 de la mañana a limpiar, lo más probable a que esa hora todavía queden algunos rezagados bailando y brindando por los novios... cariños

Luzbel Guerrero dijo...

Es la mejor boda a la que he asistido querida, hubiera querido ser Ud., el novio (sobre todo el novio) y los invitados pedo; bailar agitando el rabito y cachetear, pechitear y ombliguear con alguna guiri buenorra. Me lo he pasado en grande. Encima se enrollaron y la ayudaron a limpiar.
Desde que la India Ning me metió en la cabeza que me enamorara ando tirándole los tejos a cuanta falda imagino, así que si tiene fotos de las invitadas muestre, muestre que estoy haciendo mi lista de boda. Besos corazón.
PD: Si puede, hágase con el último disco de Jorge Drexler

Lurdena dijo...

Fue como haber estado presente, hasta me imaginé bailando. Muy bueno.

Un abrazo

Mariano dijo...

muy bueno ehh!
salu2

lauraBaires dijo...

He demorado las respuestas. Hace dos días que padezco una jaqueca crónica, producto de haberme excedido en el uso de la pantalla. Me arden los ojos, me molesta la luz, me lastiman los fondos oscuros (Vade!). Mañana veré al oculista.

Gente, gracias por los comentarios. Esta es una más de las historias que he venido acumulando en mi vida bicultural. Hace años que paso mis días jugando al juego de las diferencias y nunca me aburro. La ironía es que las distancias me parecen abismales e irreconcialiables y, aun así, jamás he sentido tanta cercanía e identificación como siento con este ejemplar del otro bando, alias novio de la boda. Claro que no he vuelto a encontrar nada igual por aquellas latitudes...

El video está a disposición de quien quiera aburrirse con él...

Luzbel, las invitadas han envejecido un poco desde aquel entonces...pero tendré en cuenta su búsqueda romántica y su recomendación musical. Jorge Drexler me gusta mucho. Escucharlo es meterse en los tantos recovecos de la vida!

Cuando quieran, armamos un blog party y pechito con pechito, cachete con cachete, ombligo con ombligo, chacachán chacachán.

Besos

lauraBaires dijo...

He demorado las respuestas. Hace dos días que padezco una jaqueca crónica, producto de haberme excedido en el uso de la pantalla. Me arden los ojos, me molesta la luz, me lastiman los fondos oscuros (Vade!). Mañana veré al oculista.

Gente, gracias por los comentarios. Esta es una más de las historias que he venido acumulando en mi vida bicultural. Hace años que paso mis días jugando al juego de las diferencias y nunca me aburro. La ironía es que las distancias me parecen abismales e irreconciliables y, aun así, jamás he sentido tanta cercanía e identificación como siento con este ejemplar del otro bando, alias novio de la boda. Claro que no he vuelto a encontrar nada igual por aquellas latitudes...

El video está a disposición de quien quiera aburrirse con él...

Luzbel, las invitadas han envejecido un poco desde aquel entonces...pero tendré en cuenta su búsqueda romántica y su recomendación musical. Jorge Drexler me gusta mucho. Escucharlo es meterse en los tantos recovecos de la vida!

Cuando quieran, armamos un blog party y pechito con pechito, cachete con cachete, ombligo con ombligo chacachá chacachá.

Besos

xuxi dijo...

Siento q estés mal. Cuídate pequeña!

M partí d la risa con el post. Hubieses podido colgar alguna fotillo ilustrando, no?

A mí tb m corta el rollo la gente q s t pone a recoger todo... Ya sé q lo hacen con buena intención pero es q t joroban la fiesta los jodidos... Hala, he dicho.

MARIA DEL NORTE dijo...

Lau !
Mala cosa esto de pasar tantas horas frente a la pantallita sin la proteccion necesaria.
Por tu profesión, ya lo sabrás, pero lo que ayuda bastante son las pantallas de cristal líquido; y los lentes antireflejo.
(yo los uso hace años, y son realmente óptimos)
Estos sanos consejos son totalmente desinteresados (no vayas a pensar que lo que nos importa es que sigas escribiendo relatos que nos re-enganchan, nooooooo, nada que ver) :)
Besitos y cuida esa vista !

liter-a-tres 3 dijo...

Un relato bien porteño, no?

Cuidate los ojos, que hay mucho por ver en este mundo!!!

Magic dijo...

Siii... son taaan estructurados los norteamericanos respecto a las formalidades! Y bue...
Divertido el relato. Saludos!

lauraBaires dijo...

Maria, seguiré tus consejos oftalmológicos. Gracias! Y no te preocupes que aquí la paso demasiado bien como para ausentarme por mucho tiempo.

Xuxi, es que si pongo las fotos, deschavo mis 28 añitos, corazón! Y te mato de la envidia... Mandame todas las traducciones que quieras, que tus profes son mucho más pulcros que mis clientes y me hacen la labor más divertida. "A ver si me podés poner el título un poquito más parecido al inglés...no seas tan libre en tus traducciones, Laura" GRRRRRRRRRRRR
Hoy estoy furiosa con el otro bando!!!
Magic, el problema son los extremos... de la formalidad absoluta a la zapatilla con zoquete. Gracias por la visita!

Chau, chau... me llaman mis ojos, que quieren que los lleve a descansar.

liter-a-tres 3 dijo...

Se te cayó la grapadora...

... y mi comentario. QUIERO MI COMENTARIO!