1.9.06

Brazos


¿Quién te mecía en los brazos?

¿Te mecía la pureza del amor, o acaso un sencillo deseo de seguir al rebaño?
¿Te mecía la vanidad de la divina trascendencia, o la obsesión de perpetuar el azul de unos ojos?
¿Te mecía el afán de retener el amor que volaba hacia otra sábana?
¿O quizás la fiebre de reivindicar el pasado; la frustración de no ser médico ni bailarina ni magnate?
¿Te mecía la juventud tronchada? ¿O tal vez la vejez temida?
¿Te mecía la sed de crear un testigo, otra víctima, un aliado?
¿Te mecía el sosiego de un vientre otrora estéril?

¿Quién es que te mecía?
¿Te mecía el magro sueldo de quien añoraba mecer capullos propios?
¿Te mecía la soledad, la ilusión de eterna compañía?
¿Te mecía la bronca de no haberse atrevido a eliminarte?
¿O te mecía, con una amplia sonrisa, la secreta culpa de no amarte?

¿Quién te mecía en los brazos?

17 comentarios:

Luzbel Guerrero dijo...

Querida es Ud. Dinamita, sus preguntas están a medio camino entre un dios y un Demonio. Cada día me gusta más leerle.

charruita dijo...

El desamor...
duro. Me dolió. Pero sos una maga. Siempre lo supe.

Te quiero un monton.

Lurdena dijo...

Uf, fuerte. Fuerte.

Lurdena dijo...

Tu texto es una estocada directa al corazón. Pero así suelen ser las buenas letras.

Un abrazo fuerte

MARIA DEL NORTE dijo...

Que amarga versión de todo lo que puede significar ser madre o padre. Que expresión mas acertada de los sentimientos que despierta un hijo no amado per se ...
Excelente, Laura ! Tu poesía trágica y real conmueve hasta la médula.-

PE dijo...

yyyy los hijos crecen,y ni te digo cuando llegue a tu casa con su primer/a novia/o.
Toddo pasado siempre fue mejor?

PE

Vade retro dijo...

Relato crudo y verdadero.
Grandes cuestionamientos develados con valentía.
Grandes letras emanadas de una gran mujer.
Un placer leerte, más bien un honor.

manel dijo...

En dos días, he venido tres veces a dejar un comentario. No puedo, no sé.

Brigitte dijo...

Laura! Que cierto!!
Muy gratificante leerte :-)
Besos, Brigitte

Ana dijo...

El post me encantó, me llegó al alma, y me dejó pensando.

Bettina dijo...

Duele tu post, Laura. Punzante, pero irremediablemente real

liter-a-tres 3 dijo...

Casi siempre, resulta dificil comentar la poesía. Se siente o no se siente, y con eso me quedo.
Un poeta vasco, Gabriel Aresti, decía:

Dirán
que esto
no es
poesía,
pero
yo les diré
que la poesía
es
un martillo.

Después de varias lecturas, me apetecía decirte esto.

Valiente poeta!

lauraBaires dijo...

Luzbel, y a mí me gusta cada vez más escribir para quien sabe seguir los vericuetos de mi mente...mi "inofensiva" dinamita.

Charru... lo siento. Sé que te habrá dolido. Supongo que la magia radica en seguir vivos y amarnos a pesar de todo, no?? Yo tb te quiero...pilas!

Lurdena. Esto me nació un día que me hicieron un masaje tailandés, en el cual se enfatiza la idea de balanceo... Y, extraña la mente, me disparó el pensamiento, que quedó guardado hasta el otro día en que decidió hacerse letras.

María, quien ha estado de ambos lados de la vida (hija y madre) lo comprende, y lo llora.

PE, los chicos crecen y juzgan...No, no soy de las que creen que el pasado fue mejor. Creo en la evolución.

Vade, sos un sol, aunque te pintes oscura...o digas vivir en las sombras.

Manel, son los extraños caprichos de la cibernética...que une tanto como aleja. Yo se que estás.

Brigitte... leer la palabra "gratificante" fue muy gratificante, valga la redundancia. Me sacó un poco la culpa de haber sido tan cruda.

Ana, aún estoy digiriendo tu post, que leí ayer por la noche antes de salir con mis pequeñuelos. Tus palabras resonaban en mis oídos... eso de que la infancia es "la única edad en que se los puede hacer felices con llevarlos a la plaza"...divino pensamiento! Ya lo comentaré más. Qué magnífico es poder navegar aguas propias movidos por corrientes ajenas!! En eso consiste la comunión humana, a mi entender. Un beso enorme y muy sincero.

Betina, no me gusta la creación que revuelca en el fango sin rescatar al lector. Pero salió así.

Liter, en ningún momento me lo plantee como poesía, sino como un texto más, espejo de mis reflexiones. Gracias por tus palabras.

Besos a todos... Nos seguimos los pasos.

Laura

Anónimo dijo...

Laura,

Un pensamiento que llega al corazon

Al igual que un abrazo enternece el momento en que abrazamos a un ser querido, abrazar la vida puede durar un segundo o una eternidad. Dependera de nosotras mismas y la pasion con que vivamos.

Un blog humano, que llega muy dentro!

Haces brujeria con tu escritura, lo sabias?

Anónimo dijo...

Sabrás quién soy, almita gemela?

Es soberbio, Laura. Qué forma tan impactante de expresar los sentimientos.

Cada línea es para releer 20 veces.

Maravilloso, como toda tú.

lauraBaires dijo...

Claro que sé quién sos!!!! Y me alegra muchísimo que hayas llegado a mi casa. Gracias por tus palabras, bruja amada!

vane dijo...

ahhh tengo piel de gallina, y el cerebro como atontado....
gracias por seguir compartiendo tus palabras!